O Radix

O Radix Jesse, qui stas in signum populorum, super quem continebunt reges os suum, quem gentes deprecabuntur: veni ad liberandum nos, iam noli tardare

O Raíz de Jesé, que te alzas como estandarte de los pueblos; los labios de los reyes evitarán mencionarte mientras que las naciones invocarán tu nombre: ven y líbranos. No tardes ya.

Canto de la antífona
Retiro con las antífonas mayores del Adviento
Retiro en Mombuey (Zamora)
el 12 de diciembre de 2021

La Raíz del tronco de Jesé está vinculada al capítulo 11 del libro del profeta Isaías. De ahí podemos sacar tres temas importantes para la reflexión de hoy:

  1. El Espíritu Santo está sobre él colmándolo de sus dones y suscitando la virtud de la justicia a través de él:
    Brotará un renuevo del tronco de Jesé,
    y de su raíz florecerá un vástago.
    Sobre él se posará el espíritu del Señor:
    espíritu de sabiduría y entendimiento,
    espíritu de consejo y fortaleza,
    espíritu de ciencia y temor del Señor. 
    Lo inspirará el temor del Señor.
    No juzgará por apariencias
    ni sentenciará de oídas; 
    juzgará a los pobres con justicia,
    sentenciará con rectitud
    a los sencillos de la tierra;
    pero golpeará al violento con la vara de su boca,
    y con el soplo de sus labios
    hará morir al malvado.
    La justicia será ceñidor de su cintura,
    y la lealtad, cinturón de sus caderas
    (Is 11, 1-5).
  2. La Paz que anuncian los ángeles en la noche de Navidad es la armonía de los opuestos que tanta tensión violenta y triste causa en el mundo. Una armonía y una Paz que inunda la creación:
    Habitará el lobo con el cordero,
    el leopardo se tumbará con el cabrito,
    el ternero y el león pacerán juntos:
    un muchacho será su pastor.
    La vaca pastará con el oso,
    sus crías se tumbarán juntas;
    el león como el buey, comerá paja.
    El niño de pecho retoza
    junto al escondrijo de la serpiente,
    y el recién destetado extiende la mano
    hacia la madriguera del áspid.
    Nadie causará daño ni estrago
    por todo mi monte santo:
    porque está lleno el país
    del conocimiento del Señor,
    como las aguas colman el mar
    (Is 11, 6-9).
  3. La Raíz de Jesé al final será elevada como un estandarte salvador para los pueblos: Aquel día, la raíz de Jesé será elevada como enseña de los pueblos: se volverán hacia ella las naciones y será gloriosa su morada. Aquel día, el Señor tenderá otra vez su mano para rescatar el resto de su pueblo (Is 11, 10-11). Nos recuerda la conversación de Jesús con Nicodemo: Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna (Jn 3, 14-15).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: