Soplos del Espíritu y consejos de los cristianos de ayer para los de hoy


Nos hacemos eco de un texto de las catequesis de San Cirilo de Jerusalén. Se trata de la Procatequesis: una introducción a las 23 catequesis del santo obispo de Jeruslén. Aunque el texto está destinado a los que van a recibir el bautismo, bien podría valernos a nosotros. Nos detenemos en el numeral 9 de la procatequesis.

«CUANDO SEAS INSUFLADO O EXORCIZADO»

El gesto de insuflar, de hacer un soplo, sobre el catecúmeno está unido al exorcismo: insuflar es exorcizar. Así nos ha llegado en el Ritual Romano vigente antes de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II, y que los primeros libros ad experimentum de esta reforma conservaban para el bautismo de niños:

3. El celebrante sopla suavemente tres veces en la cara del niño (de la niña), y dice una sola vez:
Retírate de este niño, espíritu inmundo, y deja el lugar al Espíritu Santo Paráclito.

El soplo ritual expulsa todo lo malo para quedarse con el Espíritu Santo que va a venir a través de los ritos bautismales. San Cirilo compara este proceso al de la purificación del oro: en fuego (símbolo del Espíritu), el soplo que azuza ese fuego hace crecer el temor de los malos espíritus.

LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA

Ignoramos si existía un rito de velación del rostro, pero lo que desde luego intenta transmitir este texto es la importancia de la salvación a través de la palabra: «El hecho de estar velados los ojos no impide que la salvación entre por los oídos». Todo rito es un velo a los ojos porque no vemos lo que en realidad ocurre con la eficacia de la palabra y el gesto; pero ello no nos debe hacer dudar de que el rito hace realidad lo que representa.

TRES ACTITUDES DEL CATECÚMENO (y de todo cristiano para el s. XXI).
  1. «Que tus pies corran presurosos a la catequesis». Desear la catequesis, desear saber más de Dios, de la Iglesia, de sus ritos, de la espiritualidad… una actitud que sin duda es necesaria en el s. XXI. La mezcla de culturas y religiones en nuestro entorno con toda clase de teorías espirituales en muchos casos nocivas para nuestra mente hace muy necesario hoy correr presurosos para aprender más de nuestra fe.
  2. «Recibe con empeño los exorcismos». No creemos en el poder del mal sobre nosotros; pensamos que es una quimera que se inventaron antaño. Sin embargo, el espíritu del mal sigue cogiendo nuestros corazones y necesitamos expulsarlo de nosotros.
  3. «Mantengámonos en la esperanza». Como dice San Cirilo a través del Espíritu el demonio huye y nosotros permanecemos en la esperanza de la vida eterna. La esperanza y la fe están unidas como dos caras de la misma moneda: mi fe en la vida eterna me hace esperar; la esperanza de la vida eterna me hace creer. Mantenerse en la contemplación de la venida de esa vida eterna hace que pongamos todo nuestro empeño en conseguirla.

Un comentario en “Soplos del Espíritu y consejos de los cristianos de ayer para los de hoy

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: