El ayuno de Pentecostés

Los cristianos antiguos de Hispania tenían la costumbre de hacer ayuno en torno a Pentecostés. Existía una tradición, que es mencionada por San Isidoro (556-636), que propone unos días de ayuno entre la Ascensión y Pentecostés, basándose en el evangelio según San Mateo: ¿Es que pueden guardar luto los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos? Llegarán días en que les arrebatarán al esposo, y entonces ayunarán (Mt 9, 15).

Explica San Isidoro que durante los cuarenta días en los que se lee que el Señor, después de su resurrección, convivió con sus discípulos, no es oportuno ni nos pongamos de luto, porque entonces nos corresponde vivir en alegría. Pero después, al llegar el tiempo en el que Cristo, al elevarse a los cielos, dejó de estar presente en forma corporal, era preciso ayunar a fin de que, por la humildad del corazón y la estética del cuerpo, merezcamos recibir, del cielo, el Espíritu Santo prometido [1].

Él lo explica, pero hace alusión a que lo mandado es otra cosa: el concilio de Gerona del año 517 estipulaba las letanías la semana posterior a Pentecostés, en un triduo del jueves al sábado. Los tres días de penitencia -no solo en referencia a Pentecostés- lo basa San Isidoro en la penitencia de los ninivitas [2]. Sin embargo, los libros que se han conservado oscilan entre tres o cuatro días de penitencia antes de Pentecostés [3].

En el actual misal hispano-mozárabe existen misas de preparación a la venida del Espíritu Santo el viernes y el sábado inmediatamente anteriores. La ausencia de Praelegemdum o canto de entrada nos pone sobre la base de una celebración de índole penitencial. Estas celebraciones recuperan la la primera lectura o Prophetia textos veterotestamentarios. Las oraciones de la misa del viernes corroboran la penitencia con diferentes alusiones: Haz fervorosos a los que ves ayunando por tu venida [4], que te resulten gratos, Señor, por los sufragios de los que ayunan en tu presencia, estos holocaustos que te ofrecemos [5] o descanse sobre vosotros la gracia prometida del Espíritu Santo, que premie vuestros ayunos… Y la virtud de la abstinencia prepare en vosotros aquella mansión en la que el mismo Espíritu quiera permanecer por su bondad [6].

Volviendo a lo que San Isidoro intenta explicar del ayuno nos encontramos con el texto de la lllatio o acción de gracias cuyo tema es un calco del tema mencionado por San Isidoro:

Corresponde ahora el periodo temporal en que debemos dedicarnos a la mortificación y las lágrimas, ya que, mientras vivía corporalmente el esposo sobre la tierra no era lícito a los discípulos ayunar. Por lo tanto es necesario que quienes hemos celebrado ya el gozo de la Ascensión del Señor, nos mortifiquemos con el ayuno, aguardando al Espíritu prometido; para que purificados por la contrición del corazón y la abstinencia de la carne, merezcamos recibir al Espíritu de la verdad [7].


[1] San Isidoro, De ecclesiasticis officiis, I, XXXVIII.

[2] Ibidem, I, XLII. No sabemos si la edición que conoce San Isidoro marca tres días de penitencia de los ninivitas; de no ser así mezcla la referencia de la penitencia de los ninivitas con los tres días en que estuvo Jonás en el vientre del cetáceo.

[3] P. Martínez Sáiz, El tiempo pascual en la liturgia hispánica. Desarrollo, estructura y contenido teológico (Instituto Superior de Pastoral, Madrid 1969), 206-208.

[4] Alia de la misa In feria quæ præcedit Pentecosten pro Adventu Paracliti Spiritus Sancti.

[5] Post Pridie de la misa In feria quæ præcedit Pentecosten pro Adventu Paracliti Spiritus Sancti.

[6] Benedictio de la misa In feria quæ præcedit Pentecosten pro Adventu Paracliti Spiritus Sancti.

[7] Illatio de la misa In feria quæ præcedit Pentecosten pro Adventu Paracliti Spiritus Sancti.

Un comentario en “El ayuno de Pentecostés

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: